No tengas miedo

Por Lorena Salmón | 15 de diciembre 2016
Sin Comentarios

 

“Tú naciste para un propósito mucho más grande que ir a trabajar, pagar cuentas y morir”.
Hay días que sólo pasan, y hay días que te cambian la vida. Y así, llegó de improviso, un día que sentí la gran necesidad de encontrar mi propósito. Me armé de valor y renuncié a mi chamba sin tener un plan. Viajé. Aterricé. Me di cuenta que ya no tenía ahorros y que sin plata no lograría mucho. Encontré un trabajo home office. Decidí entonces que mi cuarto estaría siempre ordenado y me deshice de todo lo que pude. Saqué, boté y reacomodé. Trabajé en conocerme mejor y darme tiempo para mí. Fui a una psicóloga que aunque con la mejor intención, me dijo algunas verdades que me revolcaron y rompieron el corazón.

Un día de pronto perdimos a una persona muy querida, me cuestioné muchísimo, vi a toda mi familia sufrir. Entendí la importancia de estar siempre con ellos. Entendí la temporalidad de las cosas. Dejé a la psicóloga. De casualidad, ya estaba en mi primer taller espiritual, al cual siempre estaré agradecida. Conocí el poder destructivo del ego y el inmenso poder del amor. Aprendí a la fuerza, a soltar a una persona que quise muchísimo. Quise retroceder el tiempo, pero solo me quedó empezar otra vez.
Me sentí perdida. Julio Bevione y Enric Corbera se convirtieron en mis personas favoritas. Entendí que la primera relación que debía mejorar era la relación conmigo misma. Comencé otro taller espiritual. Gracias a este descubrí que la magia existe, descubrí que mis papás son mis grandes maestros, acepté que soy merecedora de todo lo bueno y conocí a personas mayores que me enriquecieron con sus experiencias. Empecé a salir de nuevo con mis amigas. Retomé el deporte. Regresé a las montañas y me volví a conectar con la naturaleza. Django, mi perro, pasó a ser el hombre de mi vida.
Y mágicamente, un día, me reencontré con una amiga que buscaba lo mismo que yo. No sabíamos exactamente qué, pero queríamos que la gente fuera más feliz, que encuentre su propósito y sigan sus sueños. Simple? Quizás no. Emocionante? Totalmente. Paola es corredora profesional y yo había trabajado mucho tiempo en mkt deportivo, coincidimos con que el deporte es la mejor herramienta para sentirse bien.
Y así nace este proyecto, TRES60 SOUL TRAINING, donde combinamos nuestra experiencia profesional con nuestra pasión por el deporte y por llevar un balance en el día a día.
Los invito a vivir una experiencia TRES60: donde los guiaremos y acompañaremos para encontrar el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, a través de un sistema de entrenamiento que combina running, training y meditación.
TRES60 es darnos un espacio al día para entrenar, inspirarnos, tomar consciencia y aprender juntos.
Esto lo hemos creado con todo el cariño del mundo, para uds. Bienvenidos J

https://www.facebook.com/TRES60SOULTRAINING/

 

Tags:



Deja un comentario