Viviendo feliz en el grupo de a Uno

Por admin_feliz | 11 de febrero 2016
7 Comentarios

Por Nory Rossell

flower

A propósito de San Valentín, cuando ya tienes cuarentaicuatro y escuchas a tus tías decirte en tu cara, sin ningún reparo, “ay hijita que suerte que al menos tienes a Deidre (mi hija perruna)”, mi ser interno se rebela y antes de soltar una grosería, lo cambio por una sonrisa y decido escribir este post en defensa de todas las mujeres maravillosas que por alguna u otra razón pertenecemos al Grupo de a Uno.
Como miembro de este digno grupo, es necesario resaltar que si bien no todas somos solteras por convicción, o por “la maldad de los hombres” como decía mi amiga María Jesús, tampoco somos las sufridas solteronas de antaño, que no les quedaba otra que criar y mantener a los hijos ajenos porque “total era su obligación porque para eso tenían plata y no tenían hijos”. Es momento de desmitificar la creencia “pobre es soltera”.
Aún recuerdo lo que me comentó mi hermano días después que mi padre decidiera irse al cielo junto a mamá. Uno de mis tíos se acercó a conversar con él y le “ordenó” que tenía que llevarme. Mi c hermano no entendía adonde y siguió preguntando por detalles ingenuamente, hasta que, ceremoniosamente, el tío le indicó que como hermano mayor tenía que hacerse cargo de mí y llevarme (me sentía un paquete mientras me lo contaba). Mi hermano respondió: “¿llevarla? Pero si lo que yo más quiero es que ella me lleve a donde va.
Cuando estaba papá vivo no era solterona, ¿será porque era responsable a todo nivel de mi padre? Pero ahora ante la ausencia de él, automáticamente me convertí en una preocupación.

Lo que mucha gente no sabe es que de hecho muchas de nosotras anhelamos un gran amor, porque tenemos claro que nos lo merecemos, y en esa espera es que hemos abierto nuestro corazón y hemos aprendido a reconocer todos los tipos de amores que nos rodean y mejor aún los experimentamos, tenemos el amor compasivo, el solidario, el familiar, el amical y compinche, el platónico, y también el pasional y casual. Creo que hay suficiente amor para llenar nuestro corazón y mantenerlo en gozo hasta que la vida, el karma, dharma, dios o cualquier energía divina decida enviárnoslo; en el interín, les cuento que no la
pasamos tan mal como muchos creen y les aseguro que a veces un poco mejor que los del Grupo de a Dos.
Finalmente, la práctica hace al maestro, y estamos especializándonos en el arte de amar, amar plenamente a todos.

Tags: ,



7 Responses to “Viviendo feliz en el grupo de a Uno”

  1. Anónimo dice:

    Una redacción impecable que cumplió su objetivo, empezar a desmitificar el manoseado y empalagoso "pobre es soltera" ✌️

  2. Anónimo dice:

    Te apoyo en todo lo que dices regia y quien es esa persona desubicada para mandarle la moto no hagas caso regia yo he sabido estar por mucho tiempo acompañada pero ahora gozo mi solteria te quiero muchhooo

  3. Rocio dice:

    Bien dicho Nory! El amor es infinito y desinteresado y de diferentes tipos. Amo infinitamente a mi familia madre, hermanos, sobrinos, amigos, los no tan amigos, etc, etc y ando tan ocupada con tanto amor que me siente muy bien conmigo misma!!!!

  4. Paola ramos Morzan dice:

    Muy buena reflexion, recuerdo que eso me decian a mi, ATRAPA AL QUE APAREZCA ANTES QUE SE VAYA EL TREN o AL MENOS TEN UN HIJITO FIADITO AUNQUE SEA jajaja, es verdad Nory toda situacion sentimental tiene su encanto, sus buenos y malos momentos, y como dices muchas veces en el gruo de a uno se pasa mejor que en el grupo de a dos jijiji si te lo dire yo jajaja. Para la gente y para las tias viejas nada les parece bien e n fin esta en cada uno de nosostros saberle sacar lo mejor a cada situacion, porque no por estar de a dos pasas acompañada el san valentin porque las responsabilidades son otras, un abrazo fuerte Nory.

  5. M dice:

    Muy buen artículo. Las personas debemos querernos y respetarnos a nosotros mismos primero y luego seremos felices de a Uno, de a Dos o más.

  6. Teresa dice:

    Hermoso e inteligente artículo. Qué lindo es vivir en un mundo en donde se acepten todas las opciones que nos hagan feliz y que no dañen a nadie. En el que se respete la decisión de vida ajena y se viva feliz con la propia.

Deja un comentario