¿Cuál es el propósito de tu vida?

Por Lorena Salmón | 2 de Mayo 2017
Sin Comentarios

La palabra TIKÚN en hebreo quiere decir propósito o corrección de nuestra alma. La Kaballah (el pensamiento esotérico del judaísmo, que estudia a profundidad las sagradas escrituras), nos enseña que venimos con un equipaje kármico de vidas pasadas, en donde traemos temas todavía por aprender, o que aún no los hemos manejado adecuadamente. Todo aquello que nos resulta incómodo o difícil de llevar. Lo que impide traer la luz eterna de la plenitud a nuestras vidas, y que debemos enfrentar.

El Tikún es una cadena de experiencias, en donde todo tiene su orden. Es minuciosamente planificado antes de nuestra llegada a este mundo terrenal, y tiene un sentido perfecto. No hay casualidades sino causalidades. Todos somos iguales de importantes y todos tenemos una misión en la vida. Reconocer nuestro Tikún es identificar nuestro equipaje del pasado y nuestro propósito en esta vida, y es nuestra obligación corregirlo hacia nuestro identificado rumbo. Podemos tener, entre muchos, un Tikún con el dinero, con la salud, con nuestras relaciones, con nuestra familia. Debemos dejar de ser la víctima, para convertirnos en nuestros verdaderos generadores de realización evolutiva.

En la Carta Natal, el Tikún corresponde a los Nodos, que, con sus dos polos diametralmente opuestos, son como una brújula que guía el destino de nuestra alma. El Nodo Norte hacia nuestro futuro y su camino, y el Nodo Sur con el equipaje acumulado de nuestras experiencias de vidas pasadas.

Da mucha tristeza encontrarnos con personas preocupadas por levantarse para velar por sus tres comidas diarias y atender su rutina de actividades cotidianas, esperando a llegar a dormir mientras programan su round del día siguiente. Donde los compromisos y las obligaciones sociales son impostergables, y donde los negocios pueden alcanzar prioridades incuestionables del ego.

He venido aprendiendo a reconocer lo que Soy, por encima de lo que tengo. Llegando a este escenario me ha empezado a sobrar muchísimo tiempo. Aquel que no me alcanzaba cuando iba a la oficina, llenaba documentos, atendía posibles negocios, resolvía problemas de impuestos y conseguía de aquí para allá para pagar algunas de mis deudas. De paso y con suerte, almorzar a gusto. Regresaba a casa en una mezcla licuada de satisfacción, esperanza y tristeza, para pensar en la estrategia del día siguiente.

Hoy tengo un espacio de reflexión con propósito distinto. Un espacio de calidad. Atendiendo mi servicio a mi propio ritmo desde el Amor Incondicional, sin esperar que lo externo me afecte. Esto lo logré después de que mi transito astrológico me obligara a entregarme a la Divinidad en un doloroso proceso, y tener que aceptar mi realidad por encima de mi rutina.

¿Cuál es tu realidad? Cuál es tu propósito en la vida.? Cuál es tu Tikún? Porque alguno tienes que tener, ¿verdad? Si persiste la duda, te invito a acercarte a la consulta para revisar tus Nodos Norte y Sur, para encontrar el Tikún en tu Carta Natal.

SAMMY WALDMAN

ASTRÓLOGO.

(+51) 962 243 855

swkastrologia@gmail.com

www.swkastrologia.com

 

 

 

Tags:



Deja un comentario